EL PROYECTO

Una luna de miel, un viaje y la pasión por la fotografía y el deporte

Somos Olivia (28) y Alvaro (31), una pareja de argentinos apasionada por el deporte, que busca vivir una experiencia diferente. Tener una luna de miel viajando a través del continente americano en busca de los mejores spots para hacer kitesurf, entre muchos otras cosas.

El 11 de Marzo nos casamos y todo se alineo para poder comenzar esta aventura después de nuestro casamiento.

A principios del 2016 conseguimos, luego de varios años de buscarla, la motorhome VW Westfalia, nuestro medio de transporte y hogar para poder cumplir con nuestro objetivo.

Hace más de 5 años nació este sueño, que hoy tenemos la suerte de poder cumplir.

El recorrido es de Buenos Aires hasta California. Vamos a ir recorriendo el Pacifico haciendo kitesurf, documentando fotográficamente y filmando cada momento vivido.

Olivia es fotógrafa, y su característica principal es la fotografía lifestyle.

Intentaremos compartir esta pasión por el deporte con toda persona que vayamos conociendo a lo largo del viaje. Uno de nuestros objetivos es poder transmitir que el deporte es parte del equilibrio para poder llevar una vida sana.

SOBRE NOSOTROS

y que hacíamos antes del viaje

OLIVIA

Creativa - Fotógrafa

Tengo 28 años y soy fotógrafa antes que cualquier otra cosa, es lo que me define y moldea como profesional. Amante de los viajes, desde chica siempre supe que mi oficio se correspondía con la naturaleza. Egresada de la “Escuela de Fotografía Creativa Andy Goldstein”.

ALVARO

Adm. de empresas - Amante del deporte

Con mis 31 años decidí tomarme un tiempo para poder descubrir que camino recorrer en el futuro sin descuidar las herramientas que fui aprendiendo a lo largo de la vida.

Administrador de empresas y MBA como carreras oficiales, amante de los deportes y distintas experiencias estudiadas volcadas a la rama artística definen mi perfil.

Cuando contamos sobre el viaje, una de las preguntas típicas que nos hacen es “¿cuando vuelvan que van a hacer?” evidenciando que lo natural es lo que conocemos como normal: estudiar, trabajar, casarse, tener hijos, construirse o comprarse la casa, en fin mantenerse en el sistema. No es que no estemos de acuerdo, simplemente creemos que arriesgarse a vivir un año viajando, un año de conocimiento personal y de pareja es la mejor forma de afrontar  lo que nos va a tocar vivir el día de mañana.

UNA VW WESTFALIA

Nuestra nueva casa

Image module

La Motorhome es un capítulo aparte.

Empezamos a trabajarla sin ningún conocimiento más que palabras sueltas de un motor. Lo que más nos ayudó fueron las ganas de que quede lo mejor posible e ir encontrando gente que se fue sumando al proyecto; conocidos y no conocidos, amigos, familiares, etc.

Cada parte que encarábamos era una duda que nos íbamos respondiendo. Mecánica, electricidad, cortinas, toldo, accesorios, distintas comodidades y por sobre todas las cosas, intentar que sea lo más simple posible.

Nuestra nueva casa tiene 350 cm por 180 cm. ¿Cómo íbamos a imaginarnos que en algún momento íbamos a vivir en un lugar así? Lo bueno es que el jardín es grande. Velocidad, 80 km/h. Parece poco, estamos acostumbrados a ir un poco más rápido, pero como nos dijeron alguna vez, no es un auto que anda despacio, sino una casa que va rápido.

Lo importante es disfrutar la vista y el camino.